Tacos

La fecha de origen de los tacos es un misterio, pero se dice que nacieron en México prehispánico, como un plato práctico y fácil de transportar que inventaron las mujeres para alimentar a los hombres que trabajaban todo el día en el campo. Con el desarrollo de las ciudades, los campesinos llevaron esta comida al ámbito urbano y con el correr del tiempo se transformó en uno de los platillos más populares, llamado “quauhtaqualli”. Asimismo, se dice que debido a que los españoles no podían pronunciar esta palabra, los llamaban “taqualli”, que con el tiempo se fue adaptando a la palabra con la que se conoce en la actualidad. El taco consiste de una tortilla enrollada, que puede ser de maíz o de harina de trigo, y puede contener guiso o ser simplemente como un acompañamiento de sopas. La variedad de tacos en México es infinita, hay tantos tipos como alimentos posibles de envolver en una tortilla, desde el chilorio sinaloense hasta una simple espolvoreada de sal. Gracias a esta diversidad, hay tacos para cualquier hora del día y se les puede agregar salsas picantes como roja o verde, o más suaves, como el guacamole. Prueba los deliciosos tacos al pastor, rellenos con carne de cerdo adobada con achiote o chile ancho, naranja, vinagre, pimienta y cocinados al carbón en una columna gigante en forma de trompo y puedes aderezarlo con trozos de piña. Otra preparación compleja es la de las flautas: el taco se fríe hasta quedar dorado y se lo rellena de barbacoa, res o pollo. Una de las variedades de taco más difundidas en todo el país es la de carnitas y chicharrón de puerco, que cuenta con ingredientes muy diversos: son de maciza, nana o útero, trompa, oreja, pajarilla o páncreas, corazón, buche o estómago, cachete, bofe o pulmón, hígado y cueritos. Los puedes acompañar con salsa de tomate rojo o guacamole y agregarle cebolla y cilantro picados, por si te hace falta más sabor del que ya tiene; una delicia solo para insaciables. Los tacos de barbacoa son famosos en el estado mexicano de Hidalgo y son elaborados con carne de borrego guisado en un hoyo en la tierra con brazas al carbón, para darle un extra sabor a la carne. Además, como este estado es conocido como la tierra del pulque, se lo puede acompañar con una “salsa borracha”, hecha con esta bebida alcohólica que se obtiene de las pencas del maguey cuando la planta está madura. Los tacos de canasta son fácilmente identificables porque los puedes diferenciar cuando ves a una persona en una bicicleta con una canasta en la parte de atrás: son vendidos por taqueros ambulantes que viajan en bicicleta y una particularidad es que se mantienen calientes por la canasta de mimbre que los contiene. Son tradicionales de la ciudad de México y pueden estar rellenos de mole verde, de carne de res deshebrada, de adobo, de papa, de chicharrón y de frijoles refritos. La lista de tacos sigue, es cuestión de tener el tiempo y el estómago para probarlos todos. ¡Anímate a probarlos todos!

No encontramos tu dirección
Aceptar